Sin miedo y con opciones

El día esperado por los españoles no fue todo lo satisfactorio que se desearía. La nueva Italia de Prandelli cumplió con su promesa de no ser un equipo asustado y jugó a los campeones del mundo con seriedad y ambición. Nadie dijo que fuera a ser fácil y el fútbol lo demostró. Eso sí, la ventaja en el grupo la lleva una Croacia que golpeó de forma contundente a Irlanda, incapaz de ofrecer respuestas futbolísticas a la superioridad rival. La próxima jornada aclarará más el panorama de un grupo disputado hasta el final.

España 1-1 Italia (Cesc 62′ – Di Natale 59′)

España: Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Xabi Alonso, Xavi, Iniesta, Silva (Navas, m.65); y Cesc (Fernando Torres, m.74).

Italia: Buffon; Giaccherini, Chiellini, De Rossi, Bonucci, Maggio; Marchisio, Thiago Motta (Nocerino, m.89), Pirlo; Cassano (Giovinco, m.65) y Balotelli (Di Natale, m.56).

Posiblemente, el mejor partido de la EURO en esta primera jornada. El encuentro entre la actual campeona y la siempre respetada Italia llegaba precedida por las dudas sobre el sistema y jugadores que emplearían ambos equipos. Finalmente, una España sin delantero centro y una Italia con tres centrales dejaron un empate que resulta positivo a ambos bandos.

Y es que Italia no fue la Italia defensiva a la que estábamos acostumbrados. Adelantaron líneas, presionaron la salida del rival y jugador un partido a gran nivel. En España brilló Iniesta, y una vez más Casillas evitó males mayores. La igualdad reinó entre jugadas sin remate y cambios que espolearon el partido. La entrada de Di Natale fue suficiente para abrir el partido, tras recibir un excelente pase de Andrea Pirlo. La dificultad que entrañaba el partido para los españoles se resolvió con el rápido empate tras combinar Silva con Cesc. Fue el último chispazo de Silva antes de dejar su sitio a un Jesús Navas que abrió el campo y lo intentó, pero que no encontraba referencias ofensivas a las que servir el balón.

Los últimos 15 minutos con Fernando Torres en el campo pudieron ser los definitivos para su selección. Sin embargo, el atacante español no estuvo acertado en la finalización y empezó a repartirse las críticas de la afición con Del Bosque. Sin ser la actuación esperada de España, el partido en general dejó una gran sensación a los aficionados más neutrales, y muy positiva en los italianos. El choque entre las, a priori, dos selecciones más fuertes del grupo no dejó a ninguna descolgada y ahora ambas deberán demostrar su superioridad.

 

Irlanda 1-3 Croacia (St Ledger 19′ – Mandzukic 3′, 49′; Jelavic 43′ )

Irlanda: Given; O’Shea, Dunne, St. Ledger, Ward; Duff, Andrews, Whelan, McGeady (Simon Cox, min.54); Robbie Keane (Long, min. 73) y Doyle (Walters, min.54).

Croacia: Pletikosa; Srna, Corluka, Schildenfeld, Strinic; Rakitic (Dujmovic, min.90), Modric, Vukojevi, Perisic (Eduardo, min. 89); Jelavic (Kranjcar, min.71) y Mandzukic.

El segundo partido del grupo se resolvió gracias al acierto croata en los minutos clave del partido. A los tres minutos de juego ya sorprendió Mandzukic con un gol de cabeza que allanó el camino a su selección. Los irlandeses no se lo esperaban e intentaron a su manera dar la vuelta al resultado. Con un juego basado en el envío de balones al área rival, Irlanda encontró su premio tras una falta en banda izquierda. Envío certero y St Ledger que se impone a un acomodado Corluka. Los croatas intentaron llevar el mando del partido, algo que poco a poco fueron logrando, aunque sin provocar excesivas ocasiones. La clave, el minuto 43 de la primera parte en el que se marcó el 1-2, obra de Jelavic tras recibir un balón mal despejado por la defensa irlandesa. Mazazo para los británicos antes del descanso.

El inicio del segundo terminó por romper el partido. En menos de cinco minutos, de nuevo Mandzukic y de nuevo de cabeza ampliaba la ventaja a dos goles. Pesadilla irlandesa que no tuvo la capacidad futbolística de aprovechar los 40 minutos que aún restaban por jugar. Trapattoni ha clasificado a Irlanda para una fase final europea 24 años después, pero su paso por la misma puede no ser el deseado. Por su parte, Croacia, con más opciones de enlazar juego, batallará cara a cara con italianos y españoles buscando los cuartos de final.

 

Comentar